Categorías
Viandadas

El universo (que otros llaman biblioteca)…

El universo (que otros llaman biblioteca)…

Decidí comenzar haciendo alusión al inicio del cuento La biblioteca de babel de Borges, no es de manera accidental, ni un inicio cualquiera, es que hablar de bibliotecas no es un absurdo, ni es un tema banal, hablar de bibliotecas es hablar de un contexto social, de un universo, es hablar de historia, de derechos.

La biblioteca, sea pública, sea privada, sea universitaria es el lugar de muchos, es frecuente, flexible, lugar común a todos, democrática, es por eso que en las dictaduras se ha eliminado, se ha perseguido, pero si se dan cuenta ha sobrevivido; y es que este modelo antiquísimo de albergue de conocimiento, de máquina del tiempo sobrevivió a todo, a la expansión del Islam en el mundo antiguo (que a pesar de la mala propaganda, y digo propaganda porque en estos días tan turbulentos se ha convertido al Islam en el chivo expiatorio de occidente, el Islam la cuido, la valoro y conservo el conocimiento), ya que los cristianos intentaron eliminarla para solo dejar la palabra del dios de ellos.

Pero ¿qué es la biblioteca en nuestro contexto actual?, esa pregunta me la he hecho cada semestre, y es que asistir a escuchar bibliotecólogos que no conocen bibliotecas públicas me deja un sinsabor, me pregunto, ¿para qué estudian esto, qué es su vocación, qué piensan de su futuro? Sin duda el contexto laboral llama mucho la atención, pero ser bibliotecólogo no es ser vacuo frente a la realidad, de hecho es un profesional que tiene o debe tener una vocación social de servicio, es tener un papel político frente a su realidad, es poder saber qué es información, cómo clasificarla, pero el bibliotecólogo debe ser un consumidor de información de manera crítica, para defender ese lugar político, para defender eso en lo que trabajamos o vamos a trabajar.